Universidad Carlos III de Madrid - UC3M


Home page > Asignaturas / Teaching > EEE página en construcción > Temas de economía española y europea > Mercado de Trabajo y el debate sobre las reformas laborales > Curando nuestra enfermedad holandesa

Curando nuestra enfermedad holandesa

Autores: LUIS GARICANO / FLORENTINO FELGUEROSO, 6 FEB 2012, elpais.com

Wednesday 15 February 2012, by Carlos San Juan


La demanda desproporcionadamente elevada de empleos que no requieren más que saber leer y escribir no va a volver nunca. En 1959, Holanda descubrió enormes yacimientos de gas natural en el mar del Norte. Este descubrimiento, que incrementó mucho la riqueza del país, produjo un influjo de capitales y una revaluación del florín que llevaron a la destrucción del sector manufacturero del país. Este síndrome, que hubiera resultado muy familiar a los españoles del Siglo de Oro, es conocido desde entonces como la enfermedad holandesa, y la sufren países que descubren de repente un recurso natural muy valioso. A medida que entra riqueza del extranjero, parte de los ingresos se gastan en bienes nacionales no comerciables. Si el tipo de cambio del país es fijo en vez de flexible, el incremento de la demanda interna hace subir los precios internos. Esto debilita la competitividad de las exportaciones del país. Además, el capital y trabajo nacionales se reorientan hacia la demanda interna. En los últimos 15 años, España no encontró petróleo. Pero el sol y el ladrillo, y su (supuesta) demanda por parte de los extranjeros, fue nuestro petróleo. Como en el Siglo de Oro, la demanda interna se incrementó al subir nuestra exportación de sol, los precios internos subieron, la competitividad se deterioró y la economía se reorientó hacia los bienes y servicios no comerciables.

Attached documents


Follow-up of the site's activity RSS 2.0 | Site Map | Private area | SPIP | Contacto: csm@eco.uc3m.es